Pecho reafirmado con estos ejercicios

El pecho de una mujer puede perder su firmeza característica por toda una gran cantidad de razones; por ejemplo, por haber ganado/perdido varios kilos sin control, por el embarazo, por utilizar ropa inadecuada, realizar entrenamientos de forma incorrecta… o simplemente por el paso de los años.
Afortunadamente, no tenemos que recurrir a clínicas ni a tratamientos intrusivos para poder corregir el problema; simplemente hará falta hacer unos ejercicios de forma continua para ver mejorías con el paso del tiempo.

Descubre los mejores ejercicios para reafirmar el pecho

Ejercicio general

Para realizar este ejercicio nos vamos a sentar en una silla y para prevenir lesiones apoyaremos la columna en el respaldo de la misma, siempre derecha. Cogemos una pesa (mancuerdas o una pequeña botella de agua) y empezamos a levantarla a la altura de nuestros hombros. Es importante que estos formen un ángulo de 90% con nuestro cuerpo.
Deberías hacer 3 series de 5 repeticiones cada una. A medida que vayas progresando con el entrenamiento, podrás aumentar las repeticiones para alcanzar 3 series de 10. También puedes ir elevando el peso de forma progresiva y contribuirás a desarrollar tus músculos.

Ejercicios de apertura de pecho

Repetimos la posición anterior; nos sentamos con la espalda recta. Ahora cogemos una pesa en cada mano y hacemos que las palmas se junten. Aquí es importante que los codos estén flexionados.
En el momento en el que hagamos el movimiento inspiramos y cuando cerramos exhalamos. Debido a la gran cantidad de energía que necesitamos para realizar este ejercicio, es importante empezar con algo suave (con 3 series de 5 repeticiones estaría bien). Si nos vemos capaces, la segunda semana podemos hacer 3 series de 8 repeticiones y poco a poco seguir aumentando la intensidad.

¡Haz flexiones!

No todo el mundo lo sabe, pero lo cierto es que las flexiones es un buen entrenamiento para reafirmar el pecho. En este caso las vamos a hacer con alguna que otra modificación: lo único que haremos será ponernos delante de la pared, separar los pies a la altura de nuestras caderas y colocar las palmas en la pared. Entonces, teniendo los brazos estirados, nos encargaremos y subir y bajar lentamente.
Es importante que intentes bajar lo máximo posible, contar tres segundos y luego bajar.
Empieza haciendo 10 repeticiones y entre ellas tómate máximo 1 minuto de descanso.

Levantando pesas (ejercicio complejo)

Te recomendamos que empieces con este ejercicio en el momento en el que ya domines los anteriores: nos sentamos en una silla teniendo la espalda recta y cogemos un peso en cada mano de máximo 2-5kg. Entonces estiramos los brazos y doblaremos los codos formando un ángulo de 90º manteniendo como base la cabeza.
Es de vital importancia que no bajes demasiado porque podrías llegar a lesionarte.
Para empezar, estaría bien hacer 8-10 repeticiones, tomarnos descansos de 1 minuto entre ellas y volver con el entrenamiento. A medida que nos sintamos más fuertes, entonces incrementaremos el tiempo.

Presión con las palmas

Y terminamos con este ejercicio, mucho más sencillo que los anteriores: podemos hacerlo tanto estando sentadas como de pie, siempre buscando la máxima comodidad posible.
Juntamos las palmas por delante del pecho haciendo que los codos estén pegados al pecho; tocamos la barbilla con la punta de los dedos y ejerceremos presión durante un tiempo de unos 20 segundos; descansamos y luego hacemos 3 repeticiones más.
Es un ejercicio muy sencillo de hacer, pero igual de efectivo o más que los anteriores.
Con estos ejercicios, conseguirás reafirmar el pecho tal y como pretendías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *